Cachorros en socialización ¿Sabes cómo es su primer año de vida?

La vida de un cachorro es un emocionante viaje de descubrimiento, lleno de experiencias que formarán la base de su personalidad y habilidades. Para aquellos preciosos cachorros de labrador que son parte del programa de socialización de DogPoint, este viaje toma un significado aún más profundo, ya que están destinados a convertirse en perros de asistencia para personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Desde las 8 semanas hasta su primer año, estos cachorros emprenden un camino guiado por el amor, el cuidado y la dedicación de familias educadoras voluntarias.

Primeros pasos en un nuevo hogar:

Cuando un cachorro tiene 8 semanas, comienza su viaje en el programa de socialización de DogPoint. En este punto, se une a una familia educadora voluntaria que lo acoge con amor y lo integra como un miembro más de la familia. La importancia de este período inicial radica en establecer vínculos sólidos y enriquecedores con las personas.

De 2 a 4 Meses: Buenas y nuevas experiencias:

Durante estos meses, los cachorros se sumergen en un océano de nuevas experiencias. Las familias educadoras no solo les brindan amor y cuidado, sino que también se embarcan en la tarea crucial de socializar a los cachorros. Exposición a diversos entornos, interacción con diferentes personas y otros animales, y exploración de situaciones cotidianas contribuyen a su crecimiento emocional y psicológico.

De 4 a 8 Meses: Primeras lecciones y descubrimientos:

A medida que el cachorro crece, las familias educadoras participan activamente en su educación. Las clases con el equipo de instructoras de DogPoint se convierten en una parte esencial de su desarrollo. Aquí, aprenden comandos básicos, comportamientos apropiados y fortalecen la conexión con sus cuidadores humanos. Estas lecciones sientan las bases para su futura formación como perros de asistencia.

La salud es una prioridad en la vida de estos cachorros. Las familias educadoras los llevan a revisiones veterinarias periódicas, garantizando que estén creciendo fuertes y saludables. El equipo de DogPoint proporciona un apoyo integral, asegurando que cada cachorro reciba atención médica adecuada.

De 8 a 10 Meses: Consolidación de la Educación y Vínculos Familiares:

El aprendizaje continúa con la consolidación de la educación recibida. Las familias educadoras refuerzan los comandos y comportamientos aprendidos, asegurándose de que los cachorros estén preparados para la siguiente fase de su entrenamiento. En esta etapa se inicia la adolescencia, momento de especial importancia en el desarrollo de los cachorros, en el que deberemos poner en práctica todo lo aprendido para que no se desarrollen conductas no deseadas.

Pruebas de salud y decisiones cruciales:

Al llegar a los 12 meses, los cachorros pasan pruebas de salud exhaustivas. Este proceso es crucial, ya que determina si el cachorro está listo para pasar a la siguiente etapa: el entrenamiento como perro de asistencia. En caso de que todo esté en orden, comienza una nueva fase emocionante; de lo contrario, la familia educadora tiene la opción de acoger al cachorro permanentemente.

Aunque los cachorros ingresan a la fase de entrenamiento, el vínculo con sus familias educadoras no se rompe. Durante fines de semana libres y vacaciones, regresan a sus hogares temporales para visitas reconfortantes. Este toque especial refuerza la conexión emocional y demuestra el papel esencial de las familias educadoras en la vida del cachorro.

El voluntariado de las familias educadoras es el pilar fundamental en este viaje. Brindan amor, educación y atención constante a un cachorro que no se quedará en su hogar. La generosidad de estas familias es inigualable, y su labor excepcional sienta las bases para el éxito futuro de los perros de asistencia.

La vida de un cachorro en el programa de socialización de DogPoint es una travesía única, marcada por el amor, la educación y la dedicación. Cada experiencia, desde las primeras semanas hasta la decisión crucial a los 12 meses, contribuye a la formación de un futuro perro de asistencia. El voluntariado de las familias educadoras y el apoyo constante del equipo de DogPoint son elementos clave que garantizan que estos cachorros se conviertan en héroes de cuatro patas, brindando apoyo, seguridad y compañía a personas con TEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos una gran familia y estamos aquí para ayudarte.

Afíliate a nuestra newsletter y te mantendremos informado/a.

COLABORAN

DONACIONES

SÍGUENOS

© DogPoint 2021 · La tribu que cuida de las personas para mejorar el mundo

CIF G-87505145 · info@dogpoint.es

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad